Cultivos sin suelo

El proyecto “Cultivo sin suelo y adaptación de variedad de pimiento California” ha estado desarrollado por S.A.T San Cayetano y seleccionado por el C.D.T.I (Organimo Autónomo perteneciente al Ministerio de Industria). Con este proyecto se ha conseguido la eliminación de la utilización de Bromuro de Metilo en cultivo de pimiento.

La plantación de pimiento en Murcia mediante la utilización del suelo agrícola como soporte de cultivo conlleva un gran riesgo de infección y transición de patógenos.

Temporada cultivo pimiento

Para combatir estas infecciones y patógenos se utiliza el Bromuro de Metilo, pero debido a que es una de las sustancias que destruyen la capa de ozono, es necesario buscar alternativas que protejan el planeta.

Disminución en la cantidad de ozono estratosférico en algunos sectores de la capa

La necesidad de una nueva solución respetuosa con el medio ambiente hace que S.A.T San Cayetano desarrolle su sistema de “Cultivo sin suelo”, donde el pimiento de invernadero se presenta como alternativa ecológica al Bromuro de Metilo.

Las empresas, cada vez más, conocen y ponen de manifiesto nuevas políticas sociales y medioambientales para preservar el planeta.

El “Cultivo sin suelo” es un sistema rentable y extensible a la mayoría de los agricultores. Además, esta técnica se aprovecha implantando nuevas variedades de pimiento en la Región, como es el caso del pimiento de carne gruesa tipo California.

Crecimiento exponencial en la implantación de este nuevo sistema de cultivo.

Sistema Alpi

El Sistema Alpi de refrigeración rápida para frutas, vegetales enteros o partes y otros productos, tiene como principal objetivo el alargamiento de la vida de los productos hortofrutícolas.

Consiste en un conjunto de elementos formados por baterías frigoríficas, ventiladores que aspiran el aire de un “plenum” o túnel delimitado lateralmente por los envases que contiene el producto a enfriar y por una lona en su parte superior. El aire es aspirado por los ventiladores a través del producto o los envases que lo contienen, hasta el “plenum” y a través de este último llega al ventilador que lo impulsa hasta la batería frigorífica. Se crea un ciclo que permite bajar la temperatura de éste en un mínimo de tiempo en comparación con los sistemas de refrigeración tradicionales.